Tortuga boba

Tortuga boba o común (español)

Loggerhead turtle (inglés)

Nombre científico: Caretta caretta

Estatus de conservación:

  • UICN (última actualización en 2015): Vulnerable
  • Estado español. Catálogo Nacional de Especies Amenazadas: Vulnerable
  • Comunidad Autónoma de Canarias. Catálogo Canario de Especies Protegidas: Vulnerable

Características morfológicas:

Se caracteriza por tener una cabeza de gran tamaño en proporción a su cuerpo. El caparazón, con tonos marrones y rojizos, presenta 5 escudos vertebrales, 5 pares de escudos costales, y entre 11 y 13 escudos marginales. aunque en ocasiones presentan anomalías en la disposición o número de escudos que puede inducir a errores en la determinación de la especie

Los individuos adultos poseen un tamaño medio de longitud recta de caparazón de 92 cm y un peso medio de 80 kg. El tamaño parece no estar determinado sólo por factores genéticos sino que también influye la abundancia y calidad de alimento. Las poblaciones de Cabo Verde, del Mediterráneo, de Japón y de Sudáfrica son de menor tamaño que las del resto del mundo.

Hábitat y dieta

Durante sus primeros años de vida y en la etapa juvenil permanecen en zonas pelágicas, alimentándose de organismos plantónicos y otros animales pelágicos. En el norte del Atlántico las crías se han visto asociadas a masas de sargazos flotantes donde encuentran refugio y alimento.

Al llegar a la fase subadulta normalmente migran a zonas neríticas cercanas a la costa, alimentándose de peces, moluscos, crustáceos, medusas, erizos, esponjas, etc. y donde se desarrollan hasta alcanzar la madurez sexual, momento en el que migran hacia las zonas de reproducción. Una vez completado el ciclo reproductivo, los individuos adultos se dirigen tanto hábitats neríticos como pelágicos. Generalmente las poblaciones que se alimentan en zonas pelágicas, presentan un tamaño corporal menor que las que lo hacen en hábitats neríticos.

Puesto que las islas del archipiélago son oceánicas, con una estrecha plataforma continental y por tanto con un hábitat pelágico, es frecuente avistar individuos juveniles alimentándose cerca de la costa.

Amenazas

Además de las amenazas generales para todas las tortugas marinas (la contaminación, la captura accidental y las colisiones con embarcaciones.), en Canarias la basura a la deriva provoca las principales causas de ingreso de la especie en los Centros de Recuperación de Fauna Silvestre (CRFS). Los enmallamientos provocados por redes, cuerdas nylon, rafia tela de saco, etc. producen amputaciones de las aletas y/o la muerte de algunos individuos.