Tortuga laúd

Tortuga laúd (español)

Leatherback turtle (inglés)

Nombre científico: Dermochelys coriacea

Estatus de conservación:

  • UICN (última actualización en 2013): Vulnerable
  • Estado español. Se encuentra incluida en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial
  • Comunidad Autónoma de Canarias. Catálogo Canario de Especies Protegidas: Protección Especial

Características morfológicas

Es la tortuga marina de mayor tamaño y la única especie perteneciente a la familia Dermochelydae. Las características morfológicas difieren notablemente del resto de las tortugas marinas.

La cabeza y el caparazón no tienen escamas. El pico, que presenta bordes lisos y el extremo en forma de W, está adaptado para capturar presas gelatinosas. El cuerpo está recubierto de una piel resistente parecida al cuero, y está atravesado por 7 quillas longitudinales de color blanco-rosáceo. La coloración es negra con manchas blancas o rosas que van aumentando en número desde la parte dorsal a la ventral, lo que hace que la coloración del vientre sea más clara que el resto del cuerpo.

La longitud curva media de caparazón de los adultos oscila entre 150 y 160 cm, aunque el tamaño de la población del Pacífico parece ser algo menor que el de las poblaciones del Gran Caribe y el Atlántico africano.

Hábitat y dieta

La tortuga laúd es la tortuga marina con mayor capacidad migratoria, puede encontrarse en latitudes altas en las estaciones cálidas y en aguas tropicales durante las estaciones frías, desplazándose miles de kilómetros en busca de alimento, aunque también se han observado individuos adultos que se mantienen en zonas de alimentación sin hacer grandes desplazamientos.

Durante sus primeros años de vida, se mueven en océano abierto. A medida que van creciendo incorporan ctenóforos, medusas y otros organismos gelatinosos propios de las zonas pelágicas, dieta que mantienen el resto de su vida. Durante la época reproductora pueden alimentarse en aguas someras cercanas a las playas de anidación.

En Canarias es frecuente observar individuos adultos que utilizan las aguas del archipiélago para alimentarse y/o en el transcurso de su ruta migratoria hacia otras latitudes.

Amenazas

En la actualidad, la captura accidental, la contaminación por basura, los residuos tóxicos y las colisiones con embarcaciones son sus principales amenazas en el mar. Es común la ingestión de plásticos, ya que los confunden con medusas y los ingieren de forma masiva, pudiéndoles provocar problemas de salud y/o inmunosupresión por acumulación de contaminantes en el organismo. El consumo de huevos y carne de tortuga laúd es habitual en las zonas de anidación. Además, la destrucción de las playas y la depredación de los nidos amenazan seriamente el éxito reproductor de todas las especies de tortugas marinas.